Te invitamos a leer "LA UNCIÓN DEL ESPÍRITU SANTO":
como superar la crisis
Conoce y adquiere éste libro: SANIDAD PARA EL ALMA HERIDA, haz click en la imagen: :
sanidad para el alma
TE INVITAMOS A LEER NUESTROS SERMONES Y DEVOCIONALES EN:

ESTUDIOS Y SERMONES

Sigueme en:

twitter facebook google plus email

Buscar

Jesus No Rechaza a Nadie

El más importante plan de restauración es precisamente el plan de salvación de Dios para los hombres. El Señor Dios creó al ser humano a su imagen y semejanza, también nos dice que le encomendó multiplicarse (el plan de Dios era llenar la tierra con seres humanos a su imagen y semejanza), le encargó administrar la tierra y el cuidado de ella.

Por la desobediencia de Adán y Eva en el huerto, el Señor empieza a desarrollar aquel plan de salvación para salvación de los hombres. Su deseo es discipular las naciones y establecer su gobierno en la tierra.  El escritor del evangelio según San Marcos es una evidencia de la restauración y misericordia divina.  

Nos dice la Biblia en Hechos 15:36-38 “Después de algunos días Pablo dijo a Bernabé: "Volvamos y visitemos a los hermanos en todas las ciudades donde hemos proclamado la palabra del Señor, para ver cómo están" Bernabé quería llevar también con ellos a Juan, llamado Marcos, pero Pablo consideraba que no debían llevar consigo a quien los había desertado en Panfilia y no los había acompañado en la obra”.

La Escritura nos enseña que Dios restaura al que ha caído. Un siervo de Dios que retrocedió fue precisamente Juan Marcos. Empezó su formación para servir a Dios al lado de los apóstoles Pablo y Bernabé, pero a la mitad del viaje misionero decide devolverse.

La Biblia no nos dice la razón exacta, probablemente por fatiga, temores, una crisis emocional, lucha con tentaciones, en fin…). Juan Marcos no desechó su fe, pero estaba renunciando al llamado divino; era joven y su camino de servir a Dios apenas iniciaba.

Lo más probable es que al comenzar su servicio al Señor él lo hizo con muchos deseos y pasión. Como ocurre normalmente con alguien que nace de nuevo y experimenta ese deseo interior servir a su Salvador. Pero un tiempo después Juan Marcos no puede continuar. Esta decisión no fue bien vista por Pablo, quien se disgustó.

La Biblia nos enseña que Bernabé (Según el libro de Hechos 15:36-38) no dejó sólo a Juan Marcos, le enseñó con amor y mucha paciencia, lo fortaleció para que sirviera a Dios y decide llevarlo de nuevo a la misión, pero el apóstol Pablo piensa diferente y esa diferencia provoca la separación entre ellos, así Pablo se va con Silas y Bernabé se va con Juan Marcos.

Finalmente Dios restauró a Juan Marcos y lo usa para escribir el evangelio de Marcos, también ejerció el ministerio pastoral y de maestro. Dios restaura lo que ha sido dañado.

1 Corintios 1:27-29 "Dios ha escogido lo necio del mundo, para avergonzar a los sabios; y Dios ha escogido lo débil del mundo, para avergonzar a lo que es fuerte; y lo vil y despreciado del mundo ha escogido Dios; lo que no es, para anular lo que es; para que nadie se jacte delante de Dios". 

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria. (Jesús no rechaza a nadie).

Te invitamos a leer: "VIRTUDES DE UN VENCEDOR". 


0 comentarios :

Publicar un comentario