Te invitamos a leer "LA UNCIÓN DEL ESPÍRITU SANTO":
como superar la crisis
Conoce y adquiere éste libro: SANIDAD PARA EL ALMA HERIDA, haz click en la imagen: :
sanidad para el alma
TE INVITAMOS A LEER NUESTROS SERMONES Y DEVOCIONALES EN:

ESTUDIOS Y SERMONES

Sigueme en:

twitter facebook google plus email

Buscar

Dios Responde Nuestras Oraciones

El ser humano se cansa, enfrenta el temor y el desánimo ante las crisis, ante la traición, el menosprecio y las palabras malsanas. El servicio al Señor se encuentra con el rechazo, la incomprensión, y otras veces en el caminar aparece el desánimo; sin embargo ten presente la palabra de Dios que nos dice: “no temas, yo soy tu escudo, y tu galardón será sobremanera grande” (Génesis 15:1). Dios es fiel, él responde nuestras oraciones. 

Veamos por ejemplo el caso del sacerdote Zacarías, padre de Juan bautista: Lucas 1:8-9 “Aconteció que ejerciendo Zacarías el sacerdocio delante de Dios según el orden de su clase, conforme a la costumbre del sacerdocio, le tocó en suerte ofrecer el incienso, entrando en el santuario del Señor”.

Debemos tener presente una verdad: Es un gran privilegio servir al Rey de reyes. A la luz del texto bíblico de hoy podemos resaltar varias expresiones respecto al servicio que prestamos a nuestro buen Dios:

a)  “Ejerciendo el sacerdocio”:

Vemos que Zacarías era un hombre de edad avanzada, y tenía preguntas sin respuesta (como por ejemplo: ¿por qué el Señor no me dio un hijo?) continuaba sirviendo a Dios y su edad avanzada no era un estorbo para servir al Señor en el santuario.  

b)  “Le tocó en suerte”:

En aquel tiempo habían miles los sacerdotes que dispuesto para servir en el templo, y tal vez por eso sólo una vez en su vida podían ser elegidos para servir. Zacarías nunca había tenido ese privilegio, pero ahora tendría esa oportunidad, también vemos nunca había murmurado quejándose por su condición (él era un levita que servía al Señor y no tenía hijo por la esterilidad de su esposa, pero no acusó ni condenó a Elisabet por esto, y tampoco murmuró contra el Señor).  

c)   “Ofrecer el incienso”:

El incienso en la Biblia representa oración y adoración, es símbolo de lo que presentamos u ofrecemos al Señor. Aquí el término “ofrecer” nos hace pensar, pues Zacarías a pesar de todas sus dificultades está adorando y sirviendo al Señor, aunque las cosas en su matrimonio no marchaban como el esperaba, él adora y bendice a Dios. Zacarías no renunció al llamado del Señor.  

d)  “Entrando en el santuario”:


Esto representa entrar en la presencia de Dios, indica el anhelo por alcanzar la revelación de su voluntad y conocer los tiempos, esto nos habla de acercarnos al Señor. Cuando no comprendemos lo que sucede, cuando aparece el cansancio o las dificultades, es cuando debemos ir a la presencia de Dios, sólo en él hallaremos fortaleza y dirección. No te apresures a renunciar, corre a la presencia de Dios y él te fortalecerá y guiará.       

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria. (Dios responde nuestras oraciones).

Te invitamos a leer: "DIOS ACTUARÁ A TU FAVOR". 




0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada