Te invitamos a leer "LA UNCIÓN DEL ESPÍRITU SANTO":
como superar la crisis
Conoce y adquiere éste libro: SANIDAD PARA EL ALMA HERIDA, haz click en la imagen: :
sanidad para el alma
TE INVITAMOS A LEER NUESTROS SERMONES Y DEVOCIONALES EN:

ESTUDIOS Y SERMONES

Sigueme en:

twitter facebook google plus email

Buscar

Dios Levanta el Corazon Dispuesto

Dios restauró en la Biblia a muchos de sus hijos. Por ejemplo el Señor levantó a Juan Marcos, llevándolo a su diseño original, y es Pablo mismo quien reconoce esto, al solicitarle a Timoteo que invite e involucre a Juan Marcos en el ministerio apostólico: “Sólo Lucas está conmigo. Toma a Marcos y tráele contigo, porque me es útil para el ministerio” (2 Timoteo 4:11). Dios es bueno y fiel. 

Juan Marcos en el primer viaje misionero de Pablo y Bernabe se devolvió y esto desagradó profundamente a Pablo. La Escritura nos dice que el apóstol (quien la principio no quiso llevarlo en el segundo viaje misionero) reconoce varios años después que Bernabe ha hecho un buen trabajo en la restauración del siervo Juan Marcos, y ahora es muy importante su aporte en la labor apostólica, pues para aquel momento habían muchas iglesias que visitar y ministrar.  

La historia según la tradición nos dice que Juan Marcos realizó una labor significativa para la gloria del Señor y en la extensión de s reino aquí en la tierra, pues fundó la iglesia de Alejandría (en Egipto), fundó una institución de capacitación bíblica allí, además de ser el escritor del Evangelio según San Marcos.   
  
Vemos pues que el plan del Señor con cada uno es grande y especial, a pesar de todo lo que ha pasado, o pueda pasar fortalécete en Dios y persevera, al final el propósito divino en ti se cumplirá. Renuévate en la presencia del Señor y permite su obra en ti. No hay nada imposible para Dios, sólo requiere corazones dispuestos. 

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria. (Dios levanta el corazón dispuesto).

Te invitamos a leer: "ESCUCHANDO A DIOS".  


Salmo 19:7-11 "La ley del SEÑOR es perfecta, que restaura el alma; El testimonio del SEÑOR es seguro, que hace sabio al sencillo. Los preceptos del SEÑOR son rectos, que alegran el corazón; El mandamiento del SEÑOR es puro, que alumbra los ojos. El temor del SEÑOR es limpio, que permanece para siempre; Los juicios del SEÑOR son verdaderos, todos ellos justos; Deseables más que el oro; sí, más que mucho oro fino, Más dulces que la miel y que el destilar del panal. Además, Tu siervo es amonestado por ellos; En guardarlos hay gran recompensa".




0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada