Te invitamos a leer "LA UNCIÓN DEL ESPÍRITU SANTO":
como superar la crisis
Conoce y adquiere éste libro: SANIDAD PARA EL ALMA HERIDA, haz click en la imagen: :
sanidad para el alma
TE INVITAMOS A LEER NUESTROS SERMONES Y DEVOCIONALES EN:

ESTUDIOS Y SERMONES

Sigueme en:

twitter facebook google plus email

Buscar

Decide Perdonar

Cuando el corazón humano está resentido puede abusar del poder o autoridad que se le delega, acerca de José Génesis 42:16-17 nos dice: “Enviad uno de vosotros, y traiga a vuestro hermano; y vosotros quedad presos, y vuestras palabras serán probadas, si hay verdad en vosotros; y si no, vive Faraón, que sois espías. Y los juntó en la cárcel por tres días”.

Para ese tiempo José era el gobernador de Egipto, la segunda persona con más autoridad en el imperio después del faraón. Podemos ver que es posible continuar viviendo, alcanzar muchos éxitos y metas significativas, y aun llegar a altas posiciones de autoridad con el corazón herido y resentido.

La Biblia nos enseña que José envió a sus hermanos a la cárcel por 3 días, aunque no habían desobedecido las leyes egipcias. Entonces no importa cuanta autoridad o unción llegues a tener, o cuanta prosperidad llegues a alcanzar, podemos cometer errores y equivocarnos, por eso debemos tener presente que estaremos aprendiendo continuamente y que el proceso de Dios continúa en nosotros cada día.

Por el resentimiento el corazón es incapaz de expresar el amor (esto lo vemos por ejemplo en Génesis 42:24 “Y José se apartó de ellos, y lloró: después volvió a ellos, y les habló, y tomó de entre ellos a Simeón, y lo aprisionó a vista de ellos”. Eran sus hermanos, instrumentos para volver a su padre Jacob, la Biblia nos dice además que: “sus entrañas se conmovieron… se contuvo”, José lloraba cuando estaba solo. Finalmente José perdonó a su hermanos y pudieron restaurar las relaciones familiares. Decide perdonar.   

En muchas ocasiones las heridas logran impedir la manifestación del amor entre padres e hijos, entre esposos, etc. ¿Por qué ocurre esto? Quizá la persona se quiere mostrar “más fuerte”, o tal vez quiere “desquitarse”, a lo mejor desea que sientan el dolor que un día le hicieron sentir; entonces la falta de perdón genuina y la ausencia de sanidad en el corazón lastimado hace que la persona sea dura, áspera y soberbia.  

La Biblia nos enseña que es fundamental perdonar, ante el dolor por las heridas debemos ir al Señor Jesús quien sana el corazón humano. Con su ayuda y poder, es posible perdonar y sanar las relaciones familiares, debemos tener presente que Dios quiere la sanidad y salvación para las familias.

No podemos evitarlo las ofensas y heridas son parte del camino, pero el Señor Jesús nos manda a perdonar, el amor de Dios es la más poderosa arma contra las tinieblas. Perdonar es una decisión y esto trae libertad , restauración, sanidad y bendición.     

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria. (Decide perdonar).

Te invitamos a leer: "VICTORIA A PESAR DE TODO". 



0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada