Te invitamos a leer "LA UNCIÓN DEL ESPÍRITU SANTO":
como superar la crisis
Conoce y adquiere éste libro: SANIDAD PARA EL ALMA HERIDA, haz click en la imagen: :
sanidad para el alma
TE INVITAMOS A LEER NUESTROS SERMONES Y DEVOCIONALES EN:

ESTUDIOS Y SERMONES

Sigueme en:

twitter facebook google plus email

Buscar

ISRAEL EN EL MONTE SINAI

ISRAEL EN EL MONTE SINAÍ
"Ahora, pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos; porque mía es toda la tierra", Éxodo 19:5. Cuando Dios le dice a Moisés “seréis mi especial tesoro”, el término hebreo también traduce: posesión única; riqueza exclusiva y, tesoro personal. Preguntémonos ahora ¿Cuán grandes, múltiples y hermosos serán los tesoros del cielo? Sin embargo, Dios dice: “ustedes serán mi tesoro especial sobre todos los pueblos de la tierra”, aquí no importa “la noble cuna”, o si “sangre azul” corre por tus venas, o “el estrato al que perteneces”, o si tu documento de identidad te declara ciudadano del país más desarrollado de la tierra; si eres hijo de Dios perteneces al más noble linaje, a la más poderosa y rica familia del universo, tu padre no es el rey de España o de Inglaterra, tu Padre es Dios mismo, tu ciudadanía es celestial, fuiste redimido de todo pueblo y nación de la tierra para Dios tu Padre.

Autor: Pastor Gonzalo Sanabria A. Escrito para ESTUDIOS Y SERMONESAutorizado para publicarse en Reflexiones y pensamientos cristianos.   
Otros artículos que te pueden interesar:
Síguenos en redes sociales: 

LA FAMILIA DE MOISES

LA FAMILIA DE MOISÉS
El pasaje bíblico de Éxodo 18 nos narra la visita de Jetro a Moisés. Éste había enviado a su esposa Séfora y sus dos hijos (Gersón y Eliezer) a casa de su suegro Jetro, y había transcurrido un tiempo durante el cual Dios había hecho muchas cosas: las plagas sobre Egipto, el paso por el mar rojo, el agua y maná en el desierto, la gran victoria sobre Amalec y su ejército; pero su familia: Séfora, y sus dos hijos, no habían estado allí. Moisés no había estado con ellos, y es interesante que la Escritura nos diga que fue Jetro (el suegro) quien tomó la iniciativa de venir a Moisés y traerle su familia:

“Y Jetro el suegro de Moisés, con los hijos y la mujer de éste, vino a Moisés en el desierto, donde estaba acampado junto al monte de Dios; y dijo a Moisés: Yo tu suegro Jetro vengo a ti, con tu mujer, y sus dos hijos con ella”. Ex. 18:5-6.

Creo que la voluntad de Dios es que caminemos con nuestra familia, que ellos también puedan ver la gloria de Dios manifestada, pero a veces para nosotros la comunión con Dios y el servicio al Señor son tan especiales e intensos que nos olvidamos del tiempo de calidad para la esposa y para los hijos (Es interesante que los hijos del profeta Samuel, los hijos de Moisés, entre otros, no aparecen después de sus padres, desempeñando un papel significativo en las Escrituras). Debemos tener cuidado de mantener nuestra familia unida y en amor.  

Autor: Pastor Gonzalo Sanabria A. Escrito para ESTUDIOS Y SERMONESAutorizado para publicarse en Reflexiones y pensamientos cristianos   
Otros artículos que te pueden interesar:

Síguenos en redes sociales: 


EL HUERTO DE GETSEMANI

EL HUERTO DE GETSEMANÍ
“Entonces llegó Jesús con ellos a un lugar que se llama Getsemaní, y dijo a sus discípulos: Sentaos aquí, entre tanto que voy allí y oro", Mt. 26:36. Debemos considerar y mantener presente un principio fundamental en nuestra vida espiritual: Busca a Dios aunque tu alma esté afligida. El monte de los olivos está ubicado al nororiente de Jerusalén, muy cerca de la capital, en éste monte hay un huerto especial que se llama huerto de Getsemaní, actualmente vallado y mantenido como jardín. Su nombre significa: “prensa de aceite” o “lagar de aceite” (instrumentos con los que se obtenía el aceite de las aceitunas que eran trituradas o pisadas. Esto representa el proceso en el que somos formados por la mano de Dios, y también nos indica que es el camino para obtener el aceite, figura de la unción). Es un huerto muy diferente al huerto del Edén, pues en éste Jesús dice: “hágase tu voluntad”, y en el Edén, Adán hizo su propia voluntad. Así, pues Getsemaní nos recuerda que debemos negarnos a nosotros mismos para hacer la voluntad de Dios, después y sólo después vendrá la corona de gloria.
Escrito originalmente para http://estudiosysermones.blogspot.com/ 
Autorizado para publicarse en: http://reflexionesypensamientoscristianas.blogspot.com/

 

MOISES Y JOSUE PELEAN CONTRA AMALEC

MOISÉS Y JOSUÉ PELEAN CONTRA AMALEC
"E hizo Josué como le dijo Moisés, peleando contra Amalec; y Moisés y Aarón y Hur subieron a la cumbre del collado", Éx. 17:10. Josué con su ejército se dirige al valle para pelear, y Moisés a la cumbre del monte para orar. Cada uno de acuerdo a lo impartido por Dios, ejerce con autoridad y esfuerzo los dones recibidos. Josué el hombre de batalla y acción, y Moisés el hombre de la revelación y la oración, ambos fundamentales y figura del equilibrio que Dios requiere de sus conquistadores: oración y acción. Debemos orar y actuar, pues cuando sólo nos quedamos orando, nos podemos volver místicos y pasivos. Vemos a Moisés en la cumbre y Josué en el valle, también nos habla del orden divino: primero lo espiritual, primero el cielo y después lo natural, lo material. El cielo quiere dirigir las conquistas en la tierra, lamentablemente iniciamos muchas cosas en nuestras propias fuerzas, sin dirección divina y por eso los penosos fracasos. Pero cuando avanzamos guiados por el Señor la victoria encontraremos. 
Te invitamos a leer: VICTORIA SOBRE LOS GIGANTES.  

PAN DEL CIELO

MANÁ PAN DEL CIELO
Y Jehová dijo a Moisés: He aquí yo os haré llover pan del cielo", Éx. 16:4. 
Dios habla a Moisés, no sólo porque era quien estaba a cargo, sino porque era un corazón sensible en el desierto (Recordemos que el sol endurece el barro, pero ablanda el hielo. A veces ante el difícil camino algunos corazones se endurecen, pero Moisés mantuvo un corazón sensible a Dios). Dios le dice a Moisés: “haré llover pan del cielo”, aunque eso nunca antes había ocurrido, aunque hacer llover en el desierto ya era difícil, y hacer llover pan era algo único y humanamente imposible, Moisés confió plenamente en las palabras del Señor. Es interesante tener en cuenta el pan en tiempos de Moisés, algunos alargados, redondos, de tamaño personal y familiar, de color café oscuro y claro, y él pudo imaginárselos así, pero el maná pan del cielo era como semilla de culantro (cilantro), blanco, y su sabor como hojuelas con miel” (Éx. 16:31). Concluimos entonces que aunque Dios siempre hace lo que dice, no siempre lo hace como nos lo imaginamos.
Te invitamos a leer: NO RENUNCIES A TU MILAGRO

MILAGROS DE JESUS

(Milagros de Jesús) Los dos ciegos que recibieron sanidad de Jesús, nos dan ejemplo de fe y perseverancia. La Biblia nos dice: "Dos ciegos que estaban sentados junto al camino, cuando oyeron que Jesús pasaba, clamaron, diciendo: ¡Señor, Hijo de David, ten misericordia de nosotros!”,Mt. 20:29-30. Pero la gente les decia: "callense". Tal vez lo único que escuchas es: “no se puede”. 

Cuando enfrentamos dificultades, mucha gente dice muchas cosas… pero lo que es realmente importante, es que dice Dios, y Dios dice en su Palabra: “para el que cree, todo es posible” y también dice: “lo que es imposible para los hombres, es posible para Dios”.  Jesús actuará a tu favor, ellos perseveraron: “Y deteniéndose Jesús, los llamó, y les dijo: ¿Qué queréis que os haga? Ellos le dijeron: Señor, que sean abiertos nuestros ojos” (Mt. 20:32-33). 

Jesús los atendió y se interesó por su condición, Dios no está ocupado en otra galaxia… él está atento al clamor de los que le buscan; en medio de la multitud Jesús los escuchó, y los llamó y les preguntó cuál era su anhelo, su deseo, qué querían y manifestaron su deseo de ser sanos. Persevera, confía, nuestro Dios sigue haciendo milagros, nuestro Dios es sobrenatural y todopoderoso.

Te invitamos a leer  nuestros sermones y devocionales en inglés, clickea aquí en: “God is good”.

Te invitamos a leer: EL PODER DE LA FE.   

Milagros de Jesús.