jueves, 27 de junio de 2013

SOMOS HIJOS DE DIOS


Una vez escuché a un grupo de niños que se estaban burlando de un niño de la escuela que era hijo adoptivo. Le dijeron a él, "Tú no eres el verdadero hijo de tu papá." Él se aguantó lo más que pudo, pero al final les contestó: "Lo único que les puedo decir es que mi padre me escogió a mí, pero quizá sus padres no pudieron hacer otra cosa que aceptarlos a ustedes". Fuimos escogidos por Dios, para ser sus hijos, y por su gracia “estaremos para siempre con el Señor”, sirviéndole y adorándole, es necesario aprender acerca de los privilegios que tendremos en el cielo, pues nuestra ciudadanía es celestial, somos hijos de Dios.


.

No hay comentarios:

Publicar un comentario