Te invitamos a leer "LA UNCIÓN DEL ESPÍRITU SANTO":
como superar la crisis
Conoce y adquiere éste libro: SANIDAD PARA EL ALMA HERIDA, haz click en la imagen: :
sanidad para el alma
TE INVITAMOS A LEER NUESTROS SERMONES Y DEVOCIONALES EN:

ESTUDIOS Y SERMONES

Sigueme en:

twitter facebook google plus email

Buscar

Dios es Tu Compania y Fortaleza

DIOS ES TU COMPAÑÍA Y FORTALEZA. Debemos tener presente la realidad de los obstáculos y las adversidades, y ante estos es fundamental desechar el miedo, la Biblia nos dice por ejemplo en Jeremías 1:8 “No temas delante de ellos, porque contigo estoy para librarte, dice Jehová”. También Dios mismo se lo dijo a Abram: “No temas, Abram, yo soy tu escudo y tu recompensa será muy grande”, también a Jacob: “yo soy el Dios de tu Padre, no temas descender a Egipto, porque allí haré de ti una gran nación” y a su siervo Josué le dijo: “no temas, ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo dondequiera que vayas”.

Dios es tu compañía y fortaleza. 

Vemos pues que cuando el Señor planea llevar a sus hijos a nuevas conquistas, dispone ante ellos nuevos desafíos y ante éstos puede aparecer el miedo, pero Dios nos confirma y asegura Su presencia y poder para ayudarnos y así perseverar para continuar.

Ante un tropiezo, decepción o caída la restauración misma será cuestionada y algunos quizá no crean en ella, pero lo más importante de todo esto es que el Señor es quien lo hace y quien pone el punto final ante todo lo que los demás digan.   

Es muy importante renovar las fuerzas y mirar al Señor Jesucristo para vencer todas las adversidades y superar los obstáculos, nos dice Hebreos 12:2 “puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios”. 

Recordemos que el Señor Jesús dijo: “en el mundo tendréis aflicción, pero confiad yo he vencido al mundo”, entonces el Maestro no prometió la ausencia de dificultades o problemas por superar, pero sí prometió Su fuerza y compañía para que podemos vencer y perseverar.

Por eso el problema no es el obstáculo en si mismo, sino la actitud que tenemos frente a él. Debemos desarrollar la capacidad de ver el problema como una oportunidad. El corazón egoísta y de doble ánimo siempre usará las excusas para justificar el fracaso, el estancamiento, la desobediencia y el miedo, pero en Cristo somos más que vencedores. Avanza, Dios está contigo.      

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria. (Dios es tu compañía y fortaleza).

Te invitamos a leer: "ES POR SU GRACIA, NO POR TU FUERZA".  



0 comentarios :

Publicar un comentario