Te invitamos a leer "LA UNCIÓN DEL ESPÍRITU SANTO":
como superar la crisis
Conoce y adquiere éste libro: SANIDAD PARA EL ALMA HERIDA, haz click en la imagen: :
sanidad para el alma
TE INVITAMOS A LEER NUESTROS SERMONES Y DEVOCIONALES EN:

ESTUDIOS Y SERMONES

Sigueme en:

twitter facebook google plus email

Buscar

SANSON Y DALILA

Sansón y Dalila
Sansón descuidó su verdadera fuerza: la consagración. Sansón era nazareo (Jue. 13:5). La palabra nazareo significa: apartado, consagrado, príncipe, corona, eran dedicados a Dios y a su servicio… también implicaba abstención, pues no tomaban vino, ni sidra, no podían comer “cosa inmunda”, es decir los animales no permitidos por la Ley. Sin duda, éste término nos hace reflexionar que tan consagrados estamos a nuestro Dios en un mundo como el de hoy. Sansón olvido su propósito de vida: salvar a Israel de los filisteos. Dios había expresado ya la razón de ser de Sansón, sin embargo con el paso de los años, él se acercaba a las mujeres del pueblo enemigo, hasta que llego al valle de Sorec, cuyo nombre significa: vino rojo, por las uvas rojas que allí se recogían y el vino que se producía (recordemos que el nazareo no podía tomar vino… sin duda alguna el ambiente en el valle de Sorec no era para Sansón), y añade el texto “se enamoró de Dalila”, cuyo nombre significa “coqueta, veleidosa, antojadiza, ligera, inconstante.
Dios requiere fidelidad en sus elegidos. Sansón era una vasija donde Dios había depositado su gloria. El carácter sostiene la unción, como la vasija sostiene el aceite. La formación de un carácter fiel requiere: Tiempo, Formación (pruebas) e Instrucción. Dios es el alfarero, permitamos a Dios hacer su obra en nosotros.    


Te invitamos a leer: DIOS LLAMA A MOISÉS

Te invitamos a leer: LA UNCIÓN DEL ESPÍRITU SANTO 

0 comentarios :

Publicar un comentario