Te invitamos a leer "LA UNCIÓN DEL ESPÍRITU SANTO":
como superar la crisis
Conoce y adquiere éste libro: SANIDAD PARA EL ALMA HERIDA, haz click en la imagen: :
sanidad para el alma
TE INVITAMOS A LEER NUESTROS SERMONES Y DEVOCIONALES EN:

ESTUDIOS Y SERMONES

Sigueme en:

twitter facebook google plus email

Buscar

DEMOS GRACIAS A DIOS

DEMOS GRACIAS A DIOS
 "Entonces tomó los cinco panes y los dos peces, y levantando los ojos al cielo, bendijo,  y partió los panes, y dio a sus discípulos para que los pusiesen delante; y repartió los dos peces entre todos" Mr. 6:41.

Aprendemos aquí que los milagros están precedidos de la gratitud, Jesús no se quejó ni se molestó porque sólo habían cinco panes y dos peces, él bendijo lo que había allí. Sí el quejarse, murmurar, preocuparse, o angustiarse, solucionara los problemas no habría dificultades en el mundo. Al observar la Escritura, vemos que Dios nos enseña a ser agradecidos en todas las circunstancias, aún en las difíciles, pues esto nos ayuda a tener una perspectiva diferente, veremos los problemas como una oportunidad para crecer, para conocer más a Dios, para avanzar hacia el propósito divino. Miles de personas aquel día fueron testigos de uno de los más grandes milagros en el ministerio terrenal de Jesús, pues se alimentaron 5.000 varones sin contar mujeres y niños, habían seguido y buscado a Jesús, y él no los decepcionó. Concluimos que nuestro corazón debe ser agradecido con Dios en todo momento, y más bien debemos caminar con él para ver su obra sobrenatural, pues quienes le siguieron a éste lugar de Galilea fueron testigos y bendecidos por los milagros y las palabras de vida del Señor Jesús. Dios sabe lo que hace y permite, y cuando confiamos en él veremos su poderosa mano a nuestro favor. Demos gracias a Dios por su bondad. 

Autor: Pastor Gonzalo Sanabria A. Escrito para ESTUDIOS Y SERMONESAutorizado para publicarse en Reflexiones y pensamientos cristianos. 

Artículos sugeridos:

JOSUE Y EL HOMBRE CON UNA ESPADA


JOSUÉ Y EL HOMBRE CON UNA ESPADA
"Estando Josué cerca de Jericó, alzó sus ojos y vio un varón que estaba delante de él, el cual tenía una espada desenvainada en su mano. Y Josué, yendo hacia él, le dijo: ¿Eres de los nuestros, o de nuestros enemigos? El respondió: No;  mas como Príncipe del ejército de Jehová he venido ahora" Josué 5:13-14. 

Josué tiene un encuentro con el Señor precisamente antes de las batallas en Canaán. El Señor se manifiesta como Príncipe del ejército de Dios para las batallas que ahora enfrentarían. Una vez más Dios se revela de acuerdo al momento por el que atravesamos, él viene a equiparnos y animarnos para enfrentar los nuevos desafíos. Dios le enseña a Josué que él no abandona a los suyos. 

Josué e Israel deben pasar por una transición, del Dios proveedor en el desierto al Dios de los ejércitos; de estar en la posición de recibir la provisión de Dios a batallar y conquistar la tierra prometida. De igual manera el creyente debe transicionar de sólo esperar la provisión a conquistar los nuevos desafíos que Dios pone por delante, confiando en Su poder. 

La Biblia nos enseña que Dios nos lleva de gloria en gloria, él conduce nuestra vida hacia lo nuevo, él ha estado con nosotros y seguirá ayudándonos, su provisión y protección no nos ha faltado, ni nos faltará, él nos conduce hacia Su voluntad, no desmayes, fortalécete en Su palabra, porque fiel es el que prometió.

Autor: Pastor Gonzalo Sanabria A. Escrito para ESTUDIOS Y SERMONESAutorizado para publicarse en Reflexiones y pensamientos cristianos.

Artículos sugeridos:

DIOS ES FIEL

DIOS ES FIEL
“Al otro día de la pascua comieron del fruto de la tierra, los panes sin levadura, y en el mismo día espigas nuevas tostadas. Y el maná cesó el día siguiente, desde que comenzaron a comer del fruto de la tierra” Jos. 5:11-12.


Dios tuvo cuidado de su pueblo mientras caminaban por el desierto, les dio a comer pan del cielo, la Escritura dice que “era como semilla, blanco, y su sabor como de hojuelas con miel”. Fue la provisión de Dios en el pasado, ahora enfrentaban un nuevo tiempo. Nuestro corazón debe mantener una comunión continua y sensible a la voluntad de Dios y a sus tiempos, pues el maná fue la provisión en el desierto, pero en la tierra prometida las cosas cambiarían. Dios por su Espíritu ha dispuesto revelarnos sus planes y diseños, esto implica sin duda una comunión íntima y constante, pues él se revela en el secreto. En reemplazo del maná, ahora recogen los frutos de la tierra que Dios les había prometido, pues Dios no miente, él es fiel y cumple Su palabra. Es Dios mismo quien nos da las instrucciones para vivir los nuevos tiempos que nos tiene preparados. Gracias Señor por tu fidelidad. 

Autor: Pastor Gonzalo Sanabria A. Escrito para ESTUDIOS Y SERMONESAutorizado para publicarse en Reflexiones y pensamientos cristianos.

Artículos sugeridos:
1.  GUIADOS POR DIOS” 
     2.  EL MANÁ PAN DEL CIELO

LA CIRCUNSICION EN ISRAEL

LA CIRCUNCISIÓN EN ISRAEL
Es fundamental tener presente que aunque Dios desea lo mejor para nosotros, no pasará por alto Su propia Palabra, pues Dios es santo. Según Josué 5 el pueblo de Israel debía prepararse para un nuevo tiempo, para un nuevo desafío: conquistar la nueva tierra que Dios ponía delante de ellos, según Josué 5:2-3 (“En aquel tiempo Jehová dijo a Josué: Hazte cuchillos afilados, y vuelve a circuncidar la segunda vez a los hijos de Israel. Y Josué se hizo cuchillos afilados, y circuncidó a los hijos de Israel en el collado de Aralot.”). La circuncisión (que consiste en el corte del prepucio), era una práctica antigua, anterior al pacto con Abraham, y Dios la tomó como señal de Su pacto. 

Es útil desde el punto de vista médico por la higiene, pues favorece la limpieza, la pureza y la fecundación o multiplicación. Israel no logró entender, como Dios se lo dijo muchas veces, que la verdadera circuncisión es la del corazón… Deut. 10:16: “Circuncidad,  pues, el prepucio de vuestro corazón, y no endurezcáis más vuestra cerviz”. La aplicación espiritual de la circuncisión hoy, es que ella nos habla del deseo de Dios para que en medio de su pueblo haya: pureza, pacto, diferencia, entrega de corazón, identidad con Dios. Limpiemos pues nuestro corazón, sigamos y sirvamos a Dios con todo nuestro ser.

Autor: Pastor Gonzalo Sanabria A. Escrito para ESTUDIOS Y SERMONESAutorizado para publicarse en Reflexiones y pensamientos cristianos.

Artículos sugeridos: 
     2.  DERROTANDO EL MIEDO


Dev50
   

LA COMUNION CON DIOS

"Y nosotros persistiremos en la oración y en el ministerio de la palabra" Hechos 6:4.

Es fundamental tener como prioridad de vida, la comunión con Dios. Actividad no es sinónimo de espiritualidad. A veces pensamos que movernos mucho, indica vida espiritual. Aquí vemos que los apóstoles tienen una prioridad: la oración y la Palabra. El versículo de hoy dice: “nosotros persistiremos en”, la palabra persistir de un término griego proskartereo significa además: perseverar, ser continuamente constante. Allí, en ése espacio de comunión con Dios, recibían: el poder y la sabiduría para dirigir la iglesia, eran fortalecidos contra los ataques del enemigo, la revelación de la doctrina apostólica, el consejo divino para atender las diversas situaciones de ésta gran iglesia.

Un espíritu fortalecido vencerá las dificultades y tentaciones del día. Al observar la Escritura vemos que los hombres y mujeres usados por Dios de manera especial, que glorificaron a Dios con sus vidas, tenían una vida devocional fuerte y constante, por ej: el rey David dijo: Dios, Dios mío eres tú; De madrugada te buscaré; Mi alma tiene sed de ti, mi carne te anhela”. 

El mismo Señor Jesús lo hacía: Levantándose muy de mañana,  siendo aún muy oscuro, salió y se fue a un lugar desierto, y allí oraba”. El mundo ofrece muchas cosas que no agradan a Dios, y nos presenta obstáculos y tropiezos, y los podemos vencer fortalecidos en la presencia de Dios, José huyó de la mujer de Potifar, los tres jóvenes fueron protegidos en el horno de fuego, Daniel fue protegido por Dios en el foso de los leones, Cristo venció al tentador en el desierto, y por él podemos vencer hoy. 

No desmayes, Dios es nuestra fortaleza y en él encontramos renovación y esperanza para perseverar. 

Autor: Pastor Gonzalo Sanabria A. Escrito para ESTUDIOS Y SERMONESAutorizado para publicarse en Reflexiones y pensamientos cristianos.

Te invitamos a leer los siguientes artículos:

Dev49